Cómo hacer tazas de cerámica en casa

artesana pintando una taza de cerámica

Hacer tazas de cerámica en casa es un proyecto divertido y creativo que puede ser muy gratificante. Aunque puede parecer intimidante al principio, el proceso es bastante sencillo y no requiere mucho equipo especializado. Aquí te explicamos las claves. ¡No te lo pierdas!

Pasos para hacer tazas de cerámica en casa

A continuación, te explicamos paso a paso cómo hacer tazas de cerámica en casa y los materiales que necesitarás para comenzar. La técnica más sencilla es conocida como la plancha y cualquiera la puede aplicar:

  • Preparar la arcilla: La primera etapa es preparar la arcilla. Existen muchos tipos diferentes de arcilla disponibles en el mercado, pero para hacer tazas se recomienda utilizar una arcilla especialmente formulada para este propósito. La arcilla se puede comprar en tiendas de arte o en línea, y suele venir en bloques o bolsas que deben ser amasadas y luego desbaratadas para quitar impurezas y hacerla más maleable. Humedécela bien con agua para poder trabajar con ella.
  • Hacer el modelado: Una vez que se tiene la arcilla preparada, se puede comenzar a modelar la taza. Para hacerlo, se puede usar una especie de rodillo llamado "goma" para estirar la arcilla y darle la forma deseada. Amasa y aplana la arcilla con el rodillo formando un rectángulo hasta que quede una pasta fina.
  • Corta el rectángulo con escuadra y cortador ajustándolo a las dimensiones deseadas. También se pueden utilizar herramientas especializadas como espátulas o cinceles para dar forma a la taza y crear detalles.
  • De la misma manera se procede a dar forma a la base amasando y cortando un círculo.
  • La parte más delicada del proceso es crear la pared de la taza. Con la parte rectangular se da forma a un cilindro curvándolo con extremo cuidado. Una vez seco es momento de pegar ambos lados. Esto se hace con barbonita de arriba a abajo evitando que se formen burbujas de aire.
  • Se coloca el cilindro sobre la base circular y se repasan los bordes sobrantes con la herramienta de corte. Se pega la base al cilindro con barbotina líquida.
  • Por otro lado hacemos el asa de la taza con la forma y espesor que queramos. La pegamos igualmente con barbonita.
  • Dejar secar la taza: Una vez que se ha modelado la taza, es importante dejarla secar completamente antes de cocinarla. Lo ideal es pasar la esponja previamente para quitar imperfecciones. Esto puede tomar de unas pocas horas a unos días, dependiendo de la humedad del ambiente y del grosor de la taza.
  • Cocinar la taza: Una vez que la taza está completamente seca, se puede cocinar en un horno especializado para cerámica. Es importante seguir las instrucciones del horno y ajustar la temperatura y el tiempo de cocción adecuadamente para evitar que se rompa o se deforme.
  • Pintar y decorar: Mientras esperas a que se seque tu taza de cerámica, puedes diseñar y planear cómo quieres que se vea al final. ¿Quieres aplicar glasa de un solo color o quieres crear un diseño más elaborado con varios colores? ¿Quieres añadir algún detalle especial como una inscripción o una figura tallada? Toma tu tiempo para planear cada detalle y tener una idea clara de cómo quieres que se vea tu taza de cerámica al final. Una vez que la taza está cocida y fría, se puede pintar y decorar a gusto. Existen muchos tipos de pinturas y técnicas que se pueden utilizar para personalizar la taza y hacerla única.
cuencos y vasos de cerámica hechos en casa

Ahora ya sabes cómo hacer tazas de cerámica en casa . ¿Te animas a probar en casa?

Los materiales necesarios para hacer tazas de cerámica en casa

Para hacer tazas de cerámica en casa, necesitarás obtener algunos materiales especializados. Afortunadamente, muchos de ellos se pueden encontrar en tiendas de arte o en línea. Estos son los materiales básicos que necesitarás:

  • Arcilla para cerámica: La arcilla es la base de cualquier taza de cerámica. Asegúrate de obtener una arcilla específica para cerámica y no para esculturas, ya que estas últimas no son tan resistentes al calor.
  • Agua y esponjas.
  • Horno para cerámica.
  • Herramientas de modelado: Para moldear y formar la arcilla, necesitarás algunas herramientas especializadas. Algunas opciones populares son el rodillo, el cortador y la espátula. También puedes usar objetos caseros como una cuchara o un tenedor para crear formas y diseños únicos.
  • Papel de hornear: Es importante colocar papel de hornear en la superficie donde trabajarás con la arcilla para evitar que se pegue. También puedes usar un poco de harina para evitar que se adhiera.
  • Pinceles y esponjas: Necesitarás un pincel pequeño y fino para aplicar la glasa y dar acabados a tu taza de cerámica.
  • Barbotina líquida para pegar piezas y sellar uniones.
  • Glasa: La glasa es una sustancia líquida que se aplica a la cerámica para darle color y protegerla. Hay muchas opciones de glasa disponibles en el mercado, así que elige el color que más te guste.

El proceso de cocción de la taza de cerámica en casa

Una vez que tu taza de cerámica esté completamente seca, es hora de tratarla para darle resistencia y durabilidad. Este proceso se llama "cocción" y es esencial para hacer que tu taza de cerámica sea lo suficientemente resistente para usarla a diario. Aquí hay algunos pasos a seguir para cocinar tu taza de cerámica en casa:

  1. Coloca tu taza de cerámica en un horno especialmente diseñado para cerámica o en un horno común a una temperatura de entre 1000 y 1200 grados centígrados. Como lo normal es no tener en casa un horno específico hay una alternativa que se llama cápsula de vitrofusión para microondas que pueden alcanzar los 1000ºC.
  2. Deja que tu taza se cocine. Asegúrate de seguir las instrucciones del horno y de usar guantes y protección para los ojos para evitar quemaduras.
  3. Una vez que la taza haya estado en el horno durante el tiempo suficiente, saca cuidadosamente la taza del horno y deja que se enfríe completamente antes de manipularla.
  4. Te dejamos a continuación un vídeo donde se detalla el proceso de cocido en microondas y las medidas de seguridad a adoptar:

Cómo terminar tu taza de cerámica

Una vez que tu taza de cerámica esté completamente fría, es hora de darle el toque final. Si has elegido pintarla este es el momento de hacerlo. Sigue estos pasos en este artículo sobre cómo pintar la cerámica para terminar tu taza

creando objetos de cerámica en casa

En conclusión, hacer tazas de cerámica en casa es una actividad divertida y creativa que puede resultar muy satisfactoria. Con los materiales adecuados y un poco de práctica, puedes crear piezas únicas y hermosas que podrás disfrutar o incluso regalar. Asegúrate de seguir los pasos mencionados anteriormente y de ser cuidadoso durante el proceso de quemado para asegurarte de que tu taza de cerámica quede perfecta. ¡Atrévete a probar y a hacer tazas de cerámica en casa!

manos moldeando un cuenco de cerámica
Subir